Responsabilidad Corporativa Responsabilidad Corporativa

Responsabilidad Corporativa

Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad en ARI: la responsabilidad de nuestro personal, la calidad de nuestros productos y el impacto de nuestras actividades comerciales en el medio ambiente y en la sociedad en general.  La transparencia, la sostenibilidad, el respeto y la responsabilidad social son los elementos esenciales de nuestra filosofía corporativa.


Protección medioambiental

Con la adopción de un sistema de gestión ambiental y energética (normas ISO 14001 e ISO 50001), ARI asumió un ambicioso compromiso: hacer del uso eficiente de la energía una prioridad y reducir las emisiones de CO2 a través de un comportamiento sostenible y responsable con el medioambiente.

ARI insiste en que todos los recursos a lo largo de toda la cadena de valor se administren de manera responsable, desde la compra de materias primas y productos semielaborados a través de procesos de producción intensivos de energía hasta la logística y la destrucción.  Sin embargo, nuestra conciencia ambiental no se limita a lo que sucede dentro de nuestra propia fábrica; continúa en el mundo exterior a lo largo de la vida de cada uno de nuestros productos.  Las válvulas y sistemas ARI ayudan a ahorrar energía.  No importa si se utilizan para planificar una planta completamente nueva o para reparar o modernizar una existente, los productos ARI hacen una contribución significativa hacia un uso más eficiente y respetuoso de los recursos.


Conciencia mediambiental

En todo lo que hacemos, nos esforzamos por observar, preservar y mejorar las condiciones ambientales.  Hundimos nuestras raíces en un paisaje rural y hemos practicado la gestión proactiva de residuos, la conservación del agua, el control de la contaminación del aire, la reducción del ruido y la protección del suelo desde que la creación de la compañía.  Toda el agua potable y de servicio que consumimos se obtiene de nuestro propio pozo, ¿necesita más prueba?


Las personas

Las personas

ARI tiene una prestigiosa historia con profundas raíces en la región de Vestfalia del Este.  Es lógico que ARI sienta una inmensa responsabilidad y respeto hacia las personas que trabajan en el Grupo.  Nuestra cultura empresarial está marcada por una gran motivación y baja fluctuación.

A través de capacitación específica y el desarrollo profesional continuo, ARI se esfuerza por capacitar a todo el personal, nuestro recurso más importante, para realizar tareas complejas y exigentes.  Al fin y a cabo, la capacitación de los empleados determina no solo su propio éxito sino también el nuestro.  Como empresa familiar, ARI ofrece una gran variedad de modelos de tiempo de trabajo flexibles que concilian las necesidades profesionales y familiares.


La sociedad

Como uno de los mayores empleadores de la región, ARI también es consciente de su responsabilidad social hacia el personal, sus familias y la comunidad en la que operamos.  Por eso, todos los años, ARI ofrece a un grupo considerable de jóvenes la oportunidad de formarse en una profesión comercial o industrial: la preparación perfecta para su ingreso al mundo laboral.  Muchos de ellos reciben un contrato permanente después, participando en un desarrollo profesional regular y siendo fieles a la compañía durante años como especialistas altamente cualificados.